Tag Archive Generalitat

La presión de la PAH da resultados y obliga a la Generalitat a exigirle pisos a la SAREB

Primera cesión de viviendas del banco malo (SAREB) para alquiler social a una comunidad autónoma. Esto solo puede ser el principio

Sin la presión de la PAH y la ciudadanía estos últimos años, esta medida hubiera sido inviable

El pasado lunes, se hizo pública la cesión de 600 pisos del banco malo (SAREB) a la Generalitat de Catalunya para destinarlos a alquiler social a través de la firma de un convenio entre la presidenta de la SAREB, Belén Romana, y el Consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, Santi Vila. Esta es la primera cesión de viviendas del banco malo a una Comunidad Autónoma destinadas a vivienda a precio social. Según la Generalitat los alquileres serán de entre 150 y 400 euros y para un período de cuatro años prorrogables. Después, la Sareb recuperaría la titularidad de los pisos y se subrogarían los contratos de alquiler. Con esta cesión la Generalitat gestionaria 1230 viviendas cedidas por bancos.

La medida llega tarde y mal, sin embargo, esta cesión de viviendas robadas por los bancos a las familias primero -y luego regaladas al banco malo para especular y hacer negocio- no habría tenido lugar sin la fuerte presión de la calle para que se garantice el derecho a la vivienda y para que la vivienda cumpla su función social.

No es casualidad «dónde y cuándo» llega esta cesión de vivienda por parte del banco malo. La vulneración del derecho a la vivienda se ha convertido en algo inaceptablemente habitual en todo el estado, pero Cataluña es una de las Comunidades Autónomas más afectadas por la crisis y encabeza habitualmente los tristes rankings inhumanos de la emergencia habitacional: 98.040 ejecuciones hipotecarias desde 2008 y 40 desahucios diarios en 2013. Como respuesta, la movilización de la población ha ido en augmento en los últimos meses en Cataluña. La presión al banco malo ha sido pues una contante: el pulso en el Bloc Salt y en el resto de bloques de la Obra Social PAH, la sentencia contra el desalojo del TEDH, la ocupación del stand del banco malo en el salón inmobiliario «Meeting Point». Pero también más de 90 mociones de la PAH para la sanción de viviendas vacías de los bancos [5] aprobadas en los Ayuntamientos catalanes y municipios que ya han multado (como Terrassa). El último embate contra la emergencia habitacional ha sido el lanzamiento, el pasado 9 de julio, de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en el Parlament «contra la emergencia habitacional y la pobreza energética» [6]. Ni cabe decir, que la presión al banco malo viene de todos lados desde hace meses y seguirá en aumento: Obra Social de la PAH en todo el estado y de las asambleas de los pueblos y barrios de Madrid (#TomaElBancoMalo #EcracheRomana) y otras campañas. Cataluña cuenta también con más de 70 nucleos de la PAH, la comunidad donde nació el movimiento y se encuentra más consolidado.

Celebramos pues que se demuestre una vez más se que la presión de la PAH da resultados, pero la vez, decimos alto y claro que esto tan solo es un primer paso y que exigimos muchos más.

En España hay 3,4 millones de viviendas vacías (14% del total del parque) mientras cada día se desahucian 180 familias. Las viviendas de alquiler social no llegan al 2% del parque habitacional (18% en los países del entorno europeo). Los bancos acumulan la mayoría de estas viviendas (unas 800.000) y han recibido 165.000 M. de euros de rescate sin pedirles tan siquiera vivienda social a cambio.

Es obligación de gobiernos e instituciones recuperar las viviendas de la SAREB y dejar de recibir caridad de los que han generado esta crisis. Es un escándalo que sea la ciudadanía misma, con campañas com la de la Obra Social, la que se esté autotutelando sus derechos, mientras quienes deben protegerlos se lavan las manos.

En este sentido, reclamamos al banco malo, así como a las entidades que en realidad gestionan sus viviendas -¡contratadas por la misma Sareb que les había comprado su parque de invendidos!- que retire las denuncias contra los cuatro bloques que la campaña de Obra Social ha recuperado en todo el territorio y que acepte alquileres sociales para sus habitantes: los bloques de Sabadell, Ca Esperança (el bloque recuperado por PAH Hortasud en Valencia), Sierra de Llerena, 24 (PAH Vallekas) y Cadete, 7 (Asamblea de Carabanchel, Madrid), y el bloque de PAHc Bages.

600 viviendas cedidas sólo en Cataluña son migajas frente a la inyección de recursos públicos que ha recibido el banco malo: más de 44.000 millones de euros. Además con el ritmo de desahucios de Catalunya los 1.230 pisos que han cedido los bancos estarían llenos en menos de un mes. Qué pasa con los miles de desahucios del resto del Estado? Qué pasa con la gente que no puede pagar ni un alquiler social (4 millones de parados sin prestación, 700.000 hogares carecen de cualquier tipo de ingreso)? Qué pasa con toda la gente que ha pasado por múltiples desahucios y está ocupando ahora mismo miles de viviendas?

El banco malo debe ceder de forma urgente tanta vivienda como haga falta para garantizar el derecho a la vivienda. Necesitamos medidas estructurales para frenar la emergencia habitacional.

#SíSePuede! ¡Las casas de la SAREB son nuestras!
¡Vivienda social ya!

Los bloques recuperados por la Obra Social la PAH exigirán mañana una solución a la emergencia habitacional tras la resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre el Bloc Salt.

Mañana a las 11:00 todos los bloques de la Obra Social la PAH se darán cita en Plaça Sant Jaume para exigir a la Generalitat que afronte el modelo especulativo de la SAREB.

Mañana las diferentes familias que han sido realojadas por la Obra Social la PAH y las familias de los bloques recuperados en el marco de la camapaña se dan cita en Plaça Sant Jaume. El objetivo es exigir a la Generalitat una solución para el Bloc Salt y las personas realojadas por la Obra Social la PAH tras la resolución del TEDH. Una solución que obliga a la Generalitat a forzaar a la SAREB a ceder su parque de vivienda como parque público de alquiler social.

La resolución del TEDH recoge una demanda histórica de la PAH: la obligación de las administraciones públicas de intervenir en los casos en los que los derechos fundamentales puedan verse violados.

La movilización en defensa del Bloc Salt vino acompañada el pasado 16 de octubre de una resolución sin precedentes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En ella, el TEDH decretaba la suspensión cautelar del desalojo e instaba a las administraciones catalanas y españolas a demostrar que estaban cumpliendo con su responsabilidad de evitar la vulneración de derechos fundamentales de las familias que viven en el Bloc Salt.

Gracias a la presión social, tras la resolución del TEDH, la Generalitat inició las medidas para evaluar la posibilidad de ofrecer un realojo a las familias de Salt, a día de hoy, sin embargo, la información con la que cuentan las familias sobre el posible reaojo es muy escasa. La Generalitat ha reaccionado tarde frente a una situación que viven miles de familias en Catalanya: la imposibilidad de acceder a una vivienda. La resolución del TEDH pone en evidencia una deficiencia estructural de las administraciones públicas: su falta de voluntad para dar respuesta a la vulneración de derechos humanos que se da con la sangría hipotecaria.

La Generalitat no está en disposición, ni cuenta con los recursos para garantizar el derecho a la vivienda de las centenares de personas realojadas por la PAH, y las miles que se han visto obligadas a ocupar una vivienda por no contar con otra alternativa. Una opción que se está convirtiendo en la regla dada la situación de emergencia habitacional que vivimos y que la Generalitat se niega a reconocer. La situación requiere afrontar el modelo especulativo de la SAREB y recuperar las viviendas del Banco Malo para las personas desahuciadas. La SAREB cuenta con 15.000 viviendas en Catalunya, un parque de viviendas que no puede ser malvendido mientras miles de familias se encuentran en la calle.

Un realojo de las familias del Bloc Salt supone efectivamente que la PAH ha obligado a la administración a reaccionar frente a la situación de emergencia de diferentes familias, pero no puede ser un parche, la Obra social de la PAH ha realojado a centenares de personas que han agotado todas las vías para acceder a una vivienda. El posible realojo no se hubiera planteado sin la presión ejercida por la PAH, no obstante, la solución planteada por la Generlitat ha de ser generalizable para todas las personas que se han visto obligadas a recuperar una vivienda para no quedarse en la calle.

El TEDH dio de plazo a las administraciones hasta el día 24 para exponer las medidas a implementar para prevenir la vulneración de esos derechos, y mañana 5 de noviembre se pronunciará acerca de las medidas aportadas.

Mañana las diferentes familias que han sido realojadas por la Obra Social la PAH y las familias de los bloques recuperados en el marco de la camapaña se dan cita en Plaça Sant Jaume para evidenciar que la solución de la Generalitat propuesta para las familiasd el Bloc Salt será un puro parche si no se escuchan las demandas ciudadanas y se obliga a la SAREB a ceder su parque de vivienda como parque público de alquiler social.  

¡Son nuestras casas!

Logo_Obra_Social

Nueva victoria y precedente importantísimo de la Obra Social de la PAH en Manresa

Nueva victoria y precedente importantísimo de la Obra Social de la PAH en Manresa

El mismo día, la PAH ocupa el Barcelona MeetingPoint y fuerza una reunión con la SAREB

La Obra Social de la PAH en Manresa: Sí Se Puede

Tras meses de negociaciones, la PAH fuerza a Caixa Banc a aceptar un alquiler social para las cinco familias que viven en un bloque recuperado por la Obra social la PAH en Manresa. Las familias serán realojadas en viviendas de Caixa Banc, y además, gracias a la presión de la PAH, el edificio pasará formar parte del Fondo Municipal del Vivienda, aumentando así la vivienda pública social de la ciudad de Manresa.

Una nueva victoria de la PAH que se conocía ayer, mientras en Barcelona la PAH bloqueaba el Barcelona Meeting Point (BMP), una de las ferias inmobiliarias más importantes del país.

A día de hoy, el ejemplo de Manresa muestra cómo la PAH es quien está obligando a las entidades bancarias a poner sus viviendas a disposición de las personas. Tras meses de negociaciones estancadas entre Caixa Banc y la PAHC Bages, y que Caixa Banc denunciara a las familias que viven en el bloque en el juzgado, la PAHC Bages consiguió desbloquear las negociaciones y obligar a la entidad a adoptar un acuerdo con tres puntos:

  • Realojo de las cinco familias en viviendas de Caixa Banc en régimen de alquiler social
  • La cesión del edificio recuperado por la PAHC Bages en el marco de la Obra Social la PAH al fondo municipal de viviendas de la ciudad de Manresa (una ciudad con un parque de vivienda, del cual el 24% están vacías). Gracias a la PAH, Caixa Banc se ocupará de la rehabilitación de las viviendas.
  • La retirada de la denuncia y la clausura del proceso penal

La cesión del edificio de vivienda para alquiler social es un precedente importantísimo para la campaña Obra Social de la PAH: el banco, frente a la presión social, se ve obligado a reconocer que es responsable del problema y mueve ficha para subsanarlo. Esta victoria se suma a la que consiguió en mayo la PAH Terrassa, forzando a CaixaCatalunya a realojar a las 11 que vivían en un bloque recuperado propiedad de esa entidad rescatada.

Comunicado de la PAHC Manresa para descarga

obra social PAH Manresa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

la PAH bloquea el Barcelona Meeting Point: ¡son nuestras casas!

Mientras la PAH defiende el derecho a la vivienda de las familias, como en Manresa, sigue habiendo actores (la SAREB, los bancos, el Gobierno central etc.) que se aferran a un modelo fallido, el de la burbuja inmobiliaria, que la mayoría de la población rechaza a la vista de sus horribles consecuencias sociales (ejecuciones hipotecarias, desahucios, sufrimiento…).

La irrupción de la PAH en el salón inmobiliario (BMP) transmitió el mensaje de que estamos sufriendo una verdadera emergencia habitacional, y a los inversores internacionales, que las viviendas que les ofrecen para hacer negocio las necesita con urgencia la gente, y que las vamos a reclamar.

La Obra Social de la PAH: autotutela de derechos fundamentales. El caso del Bloc Salt

El ejemplo de Manresa o la acción de denuncia en el salón Meeting Point ponen de relieve una vez más que la PAH está haciendo el trabajo que no hacen las administraciones, y que es la presión social y la movilización ciudadana la que está dando respuesta a la vulneración sistemática de derechos humanos. Una vulneración de la que también alertó el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso del Bloc Salt, instando a las administraciones públicas a intervenir en los casos en los que los derechos fundamentales de las personas no sean garantizados. Un toque de atención frente al cual la Generalitat se ha visto obligada a reaccionar rápidamente y sobre el cual ayer mismo tuvo que dar explicaciones al alto tribunal. El TEDH se pronunciará el próximo día 29 en base a la documentacion presentada por las administraciones catalanas y españolas.

Reunión con la SAREB después de bloquear durante todo el día el Barcelona Meeting Point

Después de bloquear pacíficamente durante todo el día de ayer el Barcelona Meeting Point, la PAH consiguió sentar en una mesa a la SAREB y la Generalitat para abordar dos cuestiones urgentes:

  • La necesidad de que el parque de vivienda de la SAREB pase a formar parte de un parque público de alquiler social.
  • Abordar la cuestión del Bloc Salt a la espera de la resolucion del TEDH el próximo martes 29, exigiendo asunción de responsabilidades por parte de la SAREB.

Después de esta primera reunión con la SAREB y en presencia de Carles Sala, secretario General d’Habitatge, se adoptaron los siguientes compromisos:

  • Por primera vez, conseguimos sentar a la SAREB frente a la PAH, y su director de activos inmobiliarios, Juan Barba, aceptó estudiar su parque de vivienda con el objetivo de poder aumentar el destinado a alquiler.
  • En el caso de Salt, la Generalitat se compromete a buscar una solución implicando a la SAREB en ésta e informar a la PAH en la semana próxima.

Con la ocupación del salón BMP de ayer la PAH lanza un mensaje claro a los inversores internacionales y a la SAREB: no vamos a permitir que se malvenda el patrominio de todos para lucro de pocos, cuando lo necesitamos para dar respuesta a la emergencia habitacional. La gravedad de la situación no nos lo permite. Frente a una realidad tan obvia como que hay miles de familias sin vivienda, sin posibilidad de acceder a una, y millones de viviendas vacías, la diatriba es de sentido común.

La PAH continuará autotutelando derechos, recuperando viviendas y devolviéndoles su función social. Es una obligación democrática y urgente. El caso de Manresa es una muestra de que la movilización ciudadana consigue lo que las administraciones, con todos sus recursos, dicen que «no es posible», por lo tanto es solo una cuestión de voluntad política. Porque en la PAH sabemos que Sí Se Puede.

¡Si se quiere, se puede! Las viviendas del banco malo para las personas.

maria bloc salt sareb

La PAH exige un alquiler social para el Bloc Salt tras la resolución de Estrasburgo

La PAH exige un alquiler social para el Bloc Salt tras la resolución de Estrasburgo

La situación de emergencia habitacional de la cual el Bloc Salt es la punta del iceberg exige afrontar el modelo especulativo de la SAREB

Frente a las informaciones de un posible realojo de las familias del Bloc Salt por parte de la Generalitat, la PAH pone de manifiesto que:

      • La resolución de Estrasburgo alerta de la vulneración de derechos fundamentales en el caso de producirse el desalojo, y da un margen reducido de tiempo, hasta el día 24 a las administraciones españolas y catalanas para mostrar que como administración pública han hecho todo lo posible para evitar la vulneración de estos derechos. En caso contrario, estarían vulnerando la legalidad. A pesar de ello, tras el varapalo judicial de Estrasburgo y cuando el conflicto ha puesto en tela de juicio, de nuevo, la política de vivienda de la Generalitat, el Gobierno catalán solo ha movido ficha para ofrecer tímidamente un realojo a las familias. Una medida que llega tarde y resulta del todo insuficiente por lo que subrallamos a continuación.
      • La Generalitat no está en disposición, ni cuenta con los recursos para garantizar el derecho a la vivienda de las centenares de personas realojadas por la PAH, y las miles que se han visto obligadas a ocupar una vivienda por no contar con otra alternativa. Una opción que se está convirtiendo en la regla dada la situación de emergencia habitacional que vivimos y que la Generalitat se niega a reconocer. La situación requiere afrontar el modelo especulativo de la SAREB y recuperar las viviendas del Banco Malo para las personas desahuciadas.
      • La Generalitat está ofreciendo un trato «privilegiado» a las familias del bloc Salt para poder apagar el conflicto. Está abonando el terreno para que se repita la vulneración de derechos. Esta actitud resulta incomprensible en una administración pública que debería velar por los derechos de todos, e inadmisible para la PAH, cuyo objetivo no es ejercer de «lobby», sino garantizar el derecho a la vivienda. La demanda es de mínimos e irrenunciable: alquiler social en los pisos del SAREB. Para ello, la PAH ha solicitado, una reunión con Banco Mare Nostrum, SAREB y administraciones públicas antes del día 24. Un trabajo que debería haber llevado a cabo la Generalitat para demostrar que efectivamente tiene voluntad de garantizar los derechos fundamentales de la población.
      • Desde la PAH se exige una reunión entre las administraciones públicas, la SAREB y el Banco Mare Nostrum (gestor del inmueble) para regularizar la situación de las familias del Bloc Salt mediante un alquiler social. Las viviendas de la SAREB, en la situación de emergencia habitacional actual y tras el rescate bancario, no pueden sino formar parte de un parque de viviendas de alquiler social.
      • Tras la ocupación de la Oficina d’Habitatge de la Generalitat el pasado día 3 de octubre  y la reunión posterior, la PAH forzó a la Generalitat a presentar un escrito en juzgados para solicitar la paralización del desalojo, la acción de la PAH forzó también a la Generalitat a ponerse en contacto con la SAREB, sin embargo, la gravedad de la situación requiere respuestas y posicionamientos contundentes y urgentes, como está demostrando la movilización ciudadana.

 

Tras el varapalo judicial de Estrasburgo la PAH exige a SAREB y Generalitat una reunión urgente para negociar el alquiler social

Escrito ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo y resolución del TEDH para descarga.

Resolución de Estrasburgo sin precedentes ante una masiva movilización para defender a 16 familias realojadas en el Bloc Salt, un bloque de viviendas propiedad de la SAREB o banco malo, recuperado por la la PAH en el marco de la campaña «Obra Social»

El Bloc Salt se ha convertido en las últimas semanas en el símbolo de dos modelos contrapuestos: el del Banco Malo y la vulneración de derechos humanos por una lado, y el de la autotutela de derechos frente al vacío gubernamental, por el otro.

Desde que, a principios de setiembre, la Audiencia Provincial de Girona comunicó fecha de desalojo para las 43 personas que viven en el edificio de Salt, la PAH ha activado todas las vías posibles para detenerlo y forzar una solución para las famílias. Ayer y hoy, un millar de personas de todas las plataformas del estado y solidarios han acudido a Salt (Girona) para evitar este macro-desahucio. La movilización ha tenido una gran repercusión social y numerosos medios de comunicación se han hecho eco de ella.

La medida cautelar de TEDH

La movilización ciudadana masiva en defensa del Bloc Salt ha venido acompañada de una resolución de última hora del Tribunal de Estrasburgo que fuerza a la suspensión cautelar del desalojo. Una resolución que supone un toque de atención a las administraciones españolas y catalanas, y que exige un cambio radical en la política de la SAREB.

El pasado 4 de octubre, y tras agotar la vía interna, la PAH presentó recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para solicitar por la vía de urgencia la paralización del desalojo del Bloc Salt, al considerar que se estaban vulnerando derechos fundamentales de las personas afectadas.

Hoy, el TEDH ha notificado la suspensión cautelar del desalojo, y da plazo al Gobierno español hasta el día 24 de octubre para que exponga cuales son las medidas que las autoridades locales petenden implementar para prevenir la vulneración de los artículos 3 (prohibición de tratos inhumanos o degradantes) y 8 (derecho al respeto a la vida privada y familiar, incluida la inviolabilidad del domicilio) de la Convención Europea de Derechos Humanos, especialmente en relación a los menores, y concretamente las medidas sobre vivienda y asistencia social.

Una vez recibida la respuesta del Gobierno español, el 29 de octubre el Tribunal resolverá si mantiene o no la suspensión cautelar.

Exigimos una reunión urgente para regularizar un alquiler social

Recordamos que la situación del estado español es una auténtica anomalía en el contexto europeo. Cualquier gobierno que se considere mínimamente democrático ya habría reaccionado frente a la emergencia habitacional en la que vivimos. Sería por tanto inconcebible que las administraciones públicas no reaccionaran frente a las demandas ciudadanas y siguieran sin actuar tras el grave revés de Estrasburgo a su posición. Es por ello que desde la PAH exigimos al Gobierno y a la Generalitat de Catalunya que convoquen una reunión entre SAREB, PAH, Banco Mare Nostrum (el gestor del Bloc Salt) y las administraciones públicas competentes en materia de vivienda, es decir, la misma Generalitat y el Ayuntamiento de Salt. Una reunión que sirva para resolver un alquiler social para las familias que actualmente viven en el bloc Salt. Estrasburgo ha dado un plazo muy breve a las administraciones públicas -estatales y autonómicas- para garantizar que no se vulneran los derechos fundamentales de las familias afectadas: el 24 de octubre. En este caso, la solución está afortunadament al alcance de todos: se trata de regularizar la situación de las familias a través de un alquiler social.

La SAREB o Banco Malo: un expolio a la ciudadanía

Mientras el estado español vive una auténtica emergencia habitacional, las viviendas vacías en manos de los bancos son más que abundantes. Mientras las administraciones públicas no tienen apenas viviendas para dar respuesta a la situación límite en la que se encuentran miles de familias, la SAREB acumula miles de viviendas vacías. Pero la peor de las paradojas es que la misma SAREB es una sociedad creada por el Gobierno, siguiendo ordenes de la Troika. Es, pues, una iniciativa pública que, una vez más, en lugar de rescatar personas persigue rescatar a la banca saneándola de activos tóxicos. Su capital inicial lo hemos pagado ya los ciudadanos: más de 50.000 millones de euros, más una deuda bancaria que también avala el Estado. Es además un doble rescate, puesto que los activos que gestiona son de entidades nacionalizadas, como Bankia o CX, que ya han recibido rescates millonarios. Miles de viviendas pagadas con dinero público que se niegan a alquilar porque pretenden malvenderlas a fondos buitres y grandes inversores nacionales e internacionales.

Obra Social de la PAH: sí se puede hacer efectivo el derecho a la vivienda

Teniendo en cuenta todo lo anterior, la campaña de la Obra Social la PAH, que realoja familias desahuciadas en viviendas vacías en manos de las entidades financieras y el Banco Malo, es hoy más necesaria que nunca, es una obligación democrática y una necesidad.

Sin esta campaña de autotutela de derechos a través de la desobediencia civil, la resolución de hoy de Estrasburgo hubiera sido poco menos que imposible. De nuevo, la movilización ciudadana en defensa de los derechos humanos ha forzado que instancias internacionales dén un toque de atención a las administraciones del Estado español. Pero aún más importante, gracias a la Obra Social de la PAH hoy más de 700 personas desahuciadas han sido realojadas en 14 edificios recuperados. El mismo día en el que se conocía la noticia de la paralización del desalojo de Salt, la PAH Valencia hacía pública la recuperación de un bloque de viviendas propiedad de BBVA en el marco de la campaña Obra Social la PAH. Mientras administraciones públicas escurren el bulto y se escudan en la falta de competencias para no enfrentarse a los intereses bancarios, la ciudadanía actúa y hace efectivos derechos. Que sepan administraciones, bancos e inversores y fondos buitre que esto sólo es el principio, que no nos dejaremos robar el patrimonio colectivo. Las viviendas rescatadas deben ser para los ciudadanos y ciudadanas que las necesiten. Seguiremos recuperando viviendas, parando desalojos y recurriremos a todas las instancias internacionales posibles. Se trata de hacer justicia.

RESUMIENDO:

La movilización ciudadana y la resolución de Estrasburgo exigen pues una reunión urgente entre SAREB, Mare Nostrum, PAH y Generalitat para resolver un alquiler social en el Bloc Salt. Se trata de una cuestión de derechos fundamentales. La ciudadanía está actuando. La Generalitat no debe esperar más. La SAREB debe ceder. Necesitamos soluciones urgentes y reales YA.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Escrito ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo y resolución del TEDH
El Observatori DESC ha hecho público el escrito presentado ante el TEDH en su web.
Podéis descargar el escrito ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo solicitando suspensión cautelar del desalojo del edificio de Salt en .doc, en .pdf

Resolución de Estrasburgo:

Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9

Galerías de fotos 1 fotos 2

El pulso entre la PAH y la SAREB por el derecho a la vivienda. Con el #blocSalt sí se puede decir basta al robo del Banco Malo

català / adhesiones / convocatoria

Bloc Salt: El pulso de la PAH y la SAREB por el derecho a la vivienda

El Bloc Salt se convierte hoy y mañana en el campo de batalla de una lucha por los derechos fundamentales que está librando la ciudadanía frente al expolio de la SAREB

Hace ocho meses 16 familias recuperaron esperanza para sus vidas gracias a la PAH. Las habían desahuciado y llamaron a todas las puertas, pero nadie les dió una segunda oportunidad.

En su misma ciudad, como en todas, había miles de viviendas sin uso. Viviendas vacías y familias en la calle. Un hecho más que justificado para recuperar un edificio de 15 viviendas propiedad de Banco Mare Nostrum, que llevaba tres años vacío, en Salt (Girona). Luego el Banco Mare Nostrum, como otros bancos, fue rescatado por el Gobierno con dinero público y muchos de sus pisos se los quedó el banco malo: la SAREB.

Mañana 16 de octubre tienen fecha de desalojo de sus viviendas impulsado por el actual propietario, la SAREB. Un macrodesahucio de 43 personas de golpe.

Se han agotado todas las vías para evitarlo, pero ni la jueza, ni la SAREB escuchan. Tampoco el Gobierno, ni la Generalitat. Frente a instituciones fallidas la PAH está haciendo lo que cualquier gobierno que se diga democrático debería hacer.

Cada desahucio es imperdonable. Los políticos niegan una realidad que cada dia es más la regla: mucha gente tiene que abrir pisos cada día porque o lo hace, o duerme bajo el puente.
Por ello, que se desahucie a 16 familias con criaturas de pisos que estaban vacíos para venderlos a precio regalado a los inversores internacionales es un escándalo. Es un escándalo cuando además hay más de 3000.000 de viviendas vacías en el Estado.

La SAREB literalmente roba a toda la población. Nadie entiende que pisos pagados con dinero público de los rescates, sirvan para especular en fondos buitres, en vez de dárselos a los que los necesitan. Es inaceptable que desde la administración se rescate a los bancos y no a las personas. Es innegable que está siendo la ciudadanía organizada la que está rescatando a las personas, a pesar de los bancos.

Es sencillamente inhumano que la SAREB desahucie a la gente, mientras sus directivos cobran hasta 500.000 euros (por ejemplo su presidenta, Belén Romana) y el Gobierno se lava las manos y hace oídos sordos al reclamo generalizado de respetar el derecho a la vivienda.

Por todo esto, hacemos una llamada a toda la población para que venga a Salt hoy y mañana a luchar por los derechos más esenciales. Será un momento de fuerza colectiva donde la gente de a pie nos defenderemos de los que nos roban, donde haremos valer nuestros derechos.

Centenares de personas han dado ya su apoyo. Hoy hacemos públicas también todas estas adhesiones al manifiesto.

Vienen autobuses de más de 60 PAH de Catalunya, comPAHs del resto del estado, artistas que nos brindan su apoyo con su música, gente a nivel particular, 100 bomberos de la Generalitat de Catalunya, diputados que han dado su apoyo. Los que no puedan venir, desde la distancia estarán atentos a lo que pase en Salt y a lo que haga la SAREB.

Los derechos se conquistan luchando y evitar el desalojo del Bloc Salt es una victoria necesaria en la conquista cotidiana del derecho a la vivienda.

Te esperamos en Salt.
¡Ninguna familia más en la calle!
Si la SAREB es nuestra, sus viviendas también
Defendamos el bloque de la Obra Socia de la PAH

convocatoria

Convocatoria del martes día 15, aquí. A las 18:00 en el Bloc Salt. Trae lo necesario para dormir
El miércoles 16 a las 08:30am concentración delante del bloc

Más información:
https://afectadosporlahipoteca.com/2013/09/27/sareb-vs-bloc-salt-derecho-vivienda/
https://afectadosporlahipoteca.com/2013/10/09/pah-generalitat-desalojo-sareb-bloc-salt/
Dirección c/ Dr. Castany 91 Salt (Girona) http://goo.gl/maps/C7pBg, a 25 minutos caminando desde la estación de Girona (tren). Bus linea 4.

català

Bloc Salt: El pols de la PAH i la SAREB pel dret a l’habitatge

El Bloc Salt es converteix avui i demà en el camp de batalla d’una lluita pels drets fonamentals que està lliurant la ciutadania enfront de l’espoli de la SAREB

Fa vuit mesos, 16 famílies van recuperar esperança per a les seves vides gràcies a la PAH. Les havien desnonat i van trucar totes les portes, però ningú els va donar una segona oportunitat.

A la seva pròpia ciutat, com en totes, hi havia milers d’habitatges en desús. Habitatges buits i famílies al carrer. Un fet més que justificat per recuperar un edifici de 15 habitatges de propietat del Banc Mare Nostrum, que duia tres anys buit, a Salt (el Gironès). Posteriorment, el Banc Mare Nostrum, com d’altres bancs, va ser rescatat pel Govern espanyol amb diners públics i molts dels seus pisos se’ls va quedar el banc dolent: la SAREB.

Demà, 16 d’octubre, tenen data de desnonament dels seus habitatges, impulsat per l’actual propietari, , la SAREB. Un macrodesnonament de 43 persones de cop.

S’han esgotat totes les vies per evitar-lo, però ni la jutgessa ni la SAREB escolten. Tampoc el Govern espanyol, ni la Generalitat. Davant d’institucions fallides, la PAH està fent el que qualsevol govern que s’anomeni democràtic hauria de fer.

Tot desnonament és imperdonable. Els polítics neguen una realitat que cada dia s’esdevé més com la regla: molta gent ha d’obrir pisos cada dia perquè, o ho fa, o dorm sota un pont.
Per això, que es desnoni 16 famílies amb criatures de pisos que estaven buits per vendre’ls a preu regalat als inversors internacionals és un escàndol. És un escàndol quan, a més, hi ha més de 3.000.000 d’habitatges buits a l’Estat espanyol.

La SAREB, literalment, roba a tota la població. Ningú no entén que pisos pagats amb diners públics dels rescats, serveixin per especular en fons carronyaires, en lloc de donar-los a qui els necessiten. És inacceptable que des de l’administració es rescati els bancs i no les persones. És innegable que està sent la ciutadania organitzada la que està rescatant les persones, a pesar dels bancs.

És senzillament inhumà que la SAREB desnoni la gent, mentre els seus directius cobren fins a 500.000€ (per exemple, la seva presidenta, Belén Romana) i el Govern espanyol se’n renta les mans i fa cas omís al clam generalitzat de respectar el dret a un habitatge.

Per tot això, fem una crida a tota la població perquè vingui a Salt avui i demà a lluitar pels drets més essencials. Serà un moment de força col·lectiva on la gent del carrer ens defensarem dels que ens roben, on farem valdre els nostres drets.

Centenars de persones ja hi han donat el seu suport. Avui fem públiques també totes aquestes adhesions.

Vénen autobusos de més de 60 PAH de Catalunya, comPAHnys de la restat de l’Estat, artistes que ens brinden el seu suport amb la seva música, gent a títol individual, 100 bombers de la Generalitat de Catalunya, diputats que han donat el seu suport. Les que no poden venir, des de la distància estaran atentes al que passi a Salt i al que faci la SAREB.

Els drets es conquereixen lluitant, i evitar el desallotjament del Bloc Salt és una victòria necessària en la conquesta quotidiana del dret a l’habitatge.

T’esperem a Salt.
Cap més família al carrer!
Si la SAREB és nostra, els seus habitatges també
Defensem el bloc de l’Obra Socia de la PAH

Més informació:
https://afectadosporlahipoteca.com/2013/09/27/sareb-vs-bloc-salt-derecho-vivienda/
https://afectadosporlahipoteca.com/2013/10/09/pah-generalitat-desalojo-sareb-bloc-salt/
c/ Dr. Castany 91 Salt (Girona) http://goo.gl/maps/C7pBg, a 25 minuts caminant des de l’estació de Girona. Bus linia 4.

Convocatòria del dimarts 15, aquí. A les 18:00 en el Bloc Salt. Porteu estris necessaris per dormir
Dimecres 08:30 davant del Bloc

Lee aquí el manifiesto [El caso del Bloc Salt: dos modelos contrapuestos y una oportunidad para el derecho a la vivienda]
El manifiesto, en pocos días ha recogido centenares de adhesiones de colectivos, grupos políticos y personas a título individual.
Manifest en català

Adhesiones colectivas

Grup Parlamentari CUP- AE
Grup Parlamentari ICV- EUiA
Grup Parlamentari ERC
Asociación Cultural el Raval
AEiG Santa Maria de Vista Alegre
Associació d’Educació Popular
Solidaritat amb Nicaragua
Associació de Naturalistes de Girona
Assemblea Popular de Girona
Associació de Veïns del Barri de Sant Narcís
Ateneu Juvenil, Cultural i Naturalista de Girona
Ateneu 24 de Juny
Ateneu Republicà Català
Justicia i Pau Girona
Casal Independentista El Forn
Comissions Obreres
Col·lectiu de Dones en l’Església per la paritat
Coordinadora d’ONG Solidàries de les comarques gironines i l’Alt Maresme
Coordinadora Obrera Sindical
eldimoni.com [periòdic-e]
Escola d’Adults de Girona
Fundació Ser.Gi
Iaioflautes Girona
Intersindical Alternativa de Catalunya
Mancomunitat de Santa Eugènia i Can Gibert
Mesa d’Entitats per la Participació
Nucli Paulo Freire de la UdG
Moviment Popular de Sabadell
Serveis Informatius Populars de Sabadell
Seminari d’Economia Crítica Taifa
Revolta Global
Unió General de Treballadors
Acció dels Cristians per l’Abolició de la tortura
Lluita Internacionalista de Girona
Secció Sindical de Girona de CGT-CAT Administració General de l’Estat
Veïns de la Plaça Europa
Independents per Salt
Assemblea de Joves de Caldes
L’Aurora-POR (organització marxista)

Adhesiones individuales

Manuel Delgado
Iñaki Rivera
Joan Manel Tresserras
Xavier Montanyà
Marc Recha
Joan Subirats
Andreu Solsona (exjoglar)
Rita Marzoa
Rosa María Barber Aromir
Puri Obregón
Francesc Martínez López
Alberto Herbera López
Oriol Romaní i Alfonso
Herrero Canela
María Digna Reyes
Soledad Pérez Pendón
Stop Desafiuzamentos
Sallas Puigllivol Joan Carles
Engracia Casellas Teixidor
Dacil Mujica
Petra Fragoso
Paco Cánovas
Anna Gabriel
Mónica Clua Losada
Irene Cabrejas
Ger Entitat
Cecilia C. Pellico Llera
Ángel García Uyarra
Sergio Linares Martin
Eduardo Serrano
Mariel Matías
Sebastián Arroyo
María Ángeles
Adán Gis tau
Raúl García Barroso
Walter Gonzales
Neus López Rodríguez
Daniel Parra Núñez
Tere Peris
Oliver Martínez
Gabriel Palomero
María José Segura Martínez
Carlos Fonseca Amador

Reunión de la PAH con la Generalitat para tratar el desalojo del edificio recuperado por la Obra Social de la PAH (bloc Salt) a la SAREB

Segundo encuentro de la PAH con la Generalitat para tratar el desalojo del edificio recuperado por la Obra Social de la PAH a la SAREB (banco malo) en Salt.

La PAH actúa para garantizar los derechos fundamentales. El gobierno de CIU, cómplice de la nueva estafa promovida por el PP: la SAREB, el ‘banco malo’, llega tarde y mal para abordar la situación de las familias

El pasado jueves, la PAH ocupó la Conselleria de Vivienda para exigir una reunión con el Conseller Santi Vila y tratar de manera urgente el desalojo del Bloc Salt (propiedad de la SAREB), sobre el que pesa una orden de desalojo prevista para el próximo 16 de octubre.

La acción dio como resultado una reunión in situ con el Secretari General d’Habitatge, Carles Sala, quien se comprometió: [1] a negociar con la SAREB; [2] convocar una reunión en la que participen SAREB, la PAH y la Generalitat con el fin de paralizar la vía judicial, evitar el desalojo y abrir una vía de negociación para encontrar una solución; [3] realojar a las familias en caso de que el desalojo se produzca, y [4] a efectuar un posicionamiento público por parte de la Generalitat en contra del desalojo del Bloc Salt y la necesidad de que la SAREB ponga sus viviendas a disposición de aquellas personas que las necesitan.

A la reunión de hoy, han asistido miembros de la PAH, Carles Sala, Secretario General de Vivienda, acompañado de varios altos cargos políticos y técnicos del Departament, además de representantes de Justícia y responsables de mediación de los Mossos de esquadra. El objetivo de la reunión era hacer un seguimiento de los compromisos adoptados el pasado jueves (a una semana de la fecha señalada para el desalojo) para ver los resultados obtenidos por parte de la Generalitat. Unos compromisos que se han visto reducidos a buenas palabras y un brindis al sol.

[compromisos que se esfuman]

En la reunión, Carles Sala ha notificado que se han puesto en contacto con la SAREB, tal y como se comprometió el pasado jueves, pero se ha negado a facilitar la referencia de la persona de la SAREB con la que la Generalitat ha contactado para tratar la situación del Bloc Salt . Tras el contacto, además, a una semana del desalojo, no ha recibido respuesta alguna de los responsables del Banco Malo. En este sentido, el compromiso adoptado el jueves pasado por parte de la Generalitat de organizar una reunión en la que participen la Generalitat, la SAREB y la PAH se ha visto reducido a un «si la SAREB quiere».
Por último, el compromiso de que la Generalitat se posicione públicamente en contra del desalojo se ha desvanecido. Produce estupor la rapidez con la que el conseller Espadaler (Interior) se apresuró a señalar que la policía autonómica ejecutaria el desalojo, mientras sus homólogos de Vivienda permanecen en silencio ante la posibilidad de que 43 sean desahuciadas.

[emergencia habitacional]
El incumplimiento de los compromisos adoptados el pasado jueves muestra cómo la Generalitat, desde la complicidad con la SAREB, se niega a reconocer la situación de emergencia habitacional que se da en Catalunya. Una situación de emergencia que está obligando a cada vez más familias desahuciadas (por problemas de hipoteca o alquiler) a abrir viviendas vacías en manos de las entidades financieras, mientras la administración pública ofrece medidas parche, irrisorias ante el drama que viven miles de familias actualmente, más cuando la SAREB cuenta con 8000 viviendas vacías en Catalunya (según trasladó el mismo president Mas a la PAH en la reunión del pasado 21 de junio, las cuales se quedan cortas). No mostrar sensibilidad en Salt significa despreciar a las miles de famílias que se ven obligadas a ocupar viviendas para no dormir en la calle en Catalunya cada día.

La actitud de los responsables de vivienda de la Generalitat en el caso del Bloc Salt es del todo inaceptable. Por un lado, la evasiva a una reunión a tres bandos, contando con todos los agentes implicados y el incumplimiento de los compromisos adoptados, por otro, la benevolencia hacia la SAREB resulta inadmisible e icomprensible desde una óptica democrática y de garantía de los derechos humanos.

Finalmente, Carles Sala ha planteado la posibilidad de realojar a las personas que viven actualmente en el Bloc Salt. Pero el anuncio ha venido seguido del reconocimiento de la inviabilidad de facto ya que los servicios sociales del Ayuntamiento de Salt (CiU) no se habían activado hasta una semana, aunque hace más de seis meses que tienen constancia de la situación del edificio, y de la apertura de un proceso judicial contra las familias que viven en él. Además, en todo este tiempo no han intervenido de ninguna manera en el proceso judicial para plantear un posible realojo, algo que hubiera podido evitar llegar a la inminencia del desalojo. Llegan tarde y mal, y aun así ha costado horrores arrancarles el compromiso de activar a sus servicios técnicos (jurídicos y sociales) para pedir en sede judicial que se detenga el desalojo dando fe que está activa la negociación con la SAREB y que se empieza a trabajar con las familias.

Esta propuesta es también insuficiente, además de irresponsable. No es aceptable que la Generalitat, para evitar la denuncia pública que supone el desalojo del Bloc Salt, priorice el realojo de unas familias en unos pisos de la administración que son obviamente escasos. Como tampoco es serio tratar este caso como una simple «excepción», puesto que, desgraciadamente, cada vez más, es la regla. ¿Está en condiciones el Gobierno de CIU de realojar en las mismas condiciones a todas las familias que se han visto obligadas a entrar en viviendas de la SAREB (o de otros bancos)? Resulta escandaloso que una administración pública ofrezca un trato de favor para evitar silenciar lo que es ya obviamente una situación de alarma social. La PAH lucha por los derechos de todas.

Con el desalojo del Bloc Salt, la Generalitat tiene la posibilidad de hacer una gesto necesario y contundente a favor del derecho a la vivienda, obligando a la SAREB a que ponga sus viviendas a disposición de quienes realmente lo necesitan. La situación de emergencia habitacional que vivimos actualmente, provocada en gran parte por la entidades bancarias que posteriormente han sido rescatadas con dinero público y que conforman la SAREB, no da opción alguna a poner parches. La situación es urgente y las soluciones tienen que ser contundentes.

El caso del bloc Salt es un ejemplo más de que la PAH está actuando para garantizar derechos fundamentales allá donde la Generalitat, con plenas competencias en materia de vivienda, solo pone buenas palabras y deja todo a merced de «si la SAREB quiere», renunciando de forma negligente a sus funciones como gobierno. La PAH ha realojado a las familias del Bloc Salt que de otra manera se encontrarían en la calle, y ha devuelto la función social a unas viviendas que llevaban más de tres años vacías. ¿Dónde estaba la Generalitat cuando desahuciaron a estas familias? Es una cuestión de derechos humanos, pero también de justicia.

El Gobierno de CIU, en el caso de Salt y de las viviendas de la SAREB, puede ponerse del lado de los derechos humanos y del sentido común o guardarle las espaldas a la SAREB, a una banca que ha mostrado ya en demasiadas ocasiones tener prácticas criminales. Puede defender a las familias o dejarlas tiradas en la cuneta.

No hay medias tintas, ni buenas palabras que valgan.

¡Paremos este desalojo y garanticemos el derecho a la vivienda de todas las personas en situación de exclusión residencial!

Mientras haya familias en la calle y viviendas de bancos vacías, la PAH no cesará de garantizar los derechos humanos.

La campaña de acciones continua mañana en Madrid:

Jueves 10, 11:00 frente al SAREB (Paseo de la Castellana 89)